El gNudista La Libertad sigue siendo la idea más radical de todas

menu

Me ha llegado via eMail este relato de lo que pasó el 13 de marzo en la calle Génova, no soy muy de reproducir estos textos, pero el Aznar insiste en que han perdido no por su puta culpa, sino por la del maldito pueblo que se les ha revuelto.

(texto escrito por Koral Herrera).

Pásalo. Así terminaba el mensaje que recibí en torno a las tres de la tarde anunciando una concentración silenciosa por la verdad frente a la sede del PP en la calle Génova. Así comenzaba algo que con el paso de las horas iba difundiendose minuto a minuto. Por cada mensaje que la gente recibía, se enviaban diez, quince, veinte mensajes más. Hubo gente que recibió hasta diez mensajes de grupos de gente diferente: familia, trabajo, lugar de estudios, gente del colegio, del barrio, y esos mensajes se multiplicaron hasta el infinito, propagandose como las llamas de un incendio por efecto del viento. A las seis de la tarde un despliegue policial protegía la sede del partido y sus efectivos pedían la documentación a todo manifestante que llegaba. Media hora después, sin embargo, la concurrencia de tantos madrileños sobrepasó la capacidad policial y una hora más tarde la calle Génova era un hervidero de gente gritando de rabia y pidiendo explicaciones al gobierno de la nación.

Había gente que lloraba, otros expresaban su indignación a gritos, mentirosos, asesinos, te dijimos no a la guerra; vuestra guerra, nuestros muertos; no estamos todos, faltan doscientos; mentirosos, vosotros teneis chófer, nosotros cercanías; lo sabe todo el mundo menos nosotros; los muertos no se utilizan, basta de manipulación, y queremos salir en La Primera.

La prensa que se encontraba tras el cordón policial era mayoritariamente extranjera, y había un gran despliegue de antenas parabólicas de cadenas televisivas europeas. De las calles adyacentes y bocas del metro salía cada vez más gente de todas las edades y razas que se unían a la concentración, que de silenciosa al final no tuvo casi nada porque se nos hacía difícil permanecer callados cuando se pretendía celebrar un minuto de silencio. Siempre alguien lo rompía con algún grito: mentirosos, asesinos. Las lágrimas y la indignación se propagaban de igual modo que la información. La gente estaba pegada a sus transistores y los móviles sonaban sin parar para transmitir información a la gente, que a su vez propagaba las noticias, que corrían de boca en boca. Cuando Rajoy declaró a los medios que la concentración era ilegal e ilegítima, y acusó a sectores del PSOE de haberla organizado, la multitud rugió y contestó: !nos han convocado los asesinados!, y !la voz del pueblo no es ilegal!. Cómo ibamos a ser ilegales, cuando el gobierno seguía mintiendo, ocultando información y violando los derechos más elementales del pueblo: el derecho a la libertad de expresión y al derecho a la información. En TVE 1, Cine de Barrio.

En Génova pasaban las horas y los ánimos se iban encendiendo cada vez más. Seguía llegando gente, y no se veían banderas de partidos políticos ni sindicatos. Sólo pancartas improvisadas con cartones y bolígrafos. Tampoco la gente cantaba; todo eran gritos de dolor e indignación. El jefe antidisturbios confesaba a un reportero de la SER que no podían disolver la concentración por la fuerza porque eramos ya más de 5 mil personas y no era cuestión de cargar contra la muchedumbre donde había ancianos y niños. Cada vez que algún miembro de la sede se asomaba a la ventana la gente rugía y pedía la verdad, y mientras, seguían llegando noticias de concentraciones espontáneas en todas las ciudades de España. Las nueve de la noche y nadie se movía de allí, pese al frío. Nos llegó una nota que circulaba en manos de todo el mundo: A las doce en sol. Pásalo.

De pronto otra noticia que se propaga entre la gente: dos hindúes y tres marroquíes detenidos por su relación con los supuestos asesinos en Lavapiés. Los servicios de inteligencia por un lado y el gobierno por otro. Españoles en el extranjero, amigos de todos los puntos del planeta seguían mandando noticias de las principales cadenas televisivas del mundo: Bush lamenta que el apoyo de España a su guerra contra Irak haya tenido estas consecuencias para Madrid. En cambio, el gobierno no lo lamenta, sino que oculta toda la información y llama a la calma, e insiste en que en la jornada de reflexión el pueblo no puede salir a la calle para expresarse. Rugimos más aún: no nos vamos, sal al balcón, da la cara, PP responsable, PP culpable, vuestra guerra, nuestros muertos, vosotros teneis chófer, nosotros Cercanías, vosotros, fascistas, sois los terroristas. Diez de la noche y la gente sale hacia Sol tomando las calles sin permiso.

Yo me voy a Lavapiés para cenar un poco y ponerme algo de abrigo porque ya no siento las manos del frío. La plaza está vacía, y al llegar a la calle Cabeza nos encontramos con una chica joven que, en la puerta de su casa, aporrea una cacerola con la cabeza alta y el semblante grave. Tímidamente salen a los balcones vecinos que salen a aporrear las cacerolas. Primero es un suave tintineo, después comienzan a abrirse los balcones de todas las calles y comienza un zumbido ensordecedor que se expande por todo el barrio. Bajamos a la plaza, que comienza a llenarse de gente que aporrea sus cacerolas, sartenes e instrumentos con fuerza. Aparece una cámara de televisión alemana, mientras la plaza y las calles están llenas de gente protestando sin palabras, y en un momento precioso hasta parece que seguimos todos el mismo ritmo. Un ritmo fúnebre y contundente, seco, duro, lleno de rabia y solemnidad. Y marchamos todos hacia Sol, donde ni siquiera podemos entrar porque Madrid está en la calle. Siguen volando las noticias, siguen multiplicándose los mensajes de solidaridad con las protestas de otras ciudades, siguen propagándose las noticias. La policía ha cargado contra la gente en Zaragoza y en Barcelona. Están estudiando suspender las elecciones, ha aparecido en manos del PP, de repente, un vídeo en el que Al Quaeda reivindica el atentado, y la gente comenta asombrada e indignada que no salimos en los medios. En la SER comentan que pese a la toma de las calles por parte de la ciudadanía, no van a seguir retransmitiendo para mantener la calma y no calentar los ánimos. La censura del siglo XXI. Las cámaras, los micrófonos, y las luces desaparecen; solo quedan los reporteros alemanes que trabajan a destajo, y nosotros gritando, y todas las calles que desembocan en Sol colapsadas. No hay banderas, no hay partidos, no hay magnetófonos, no hay organizadores, no hay órdenes. La multitud avanza espontáneamente hacia Atocha y la policía se retira discretamente. La calle es nuestra y caminamos por donde queremos, cortando el tráfico. Nadie rompe cristales, nadie destroza el mobiliario urbano, Madrid avanza cívicamente y Ansuátegui ordena invisibilidad. La policía apaga las sirenas, y las lecheras apenas son percibidas.

¡Veniros con nosotros!, grita alguno a los uniformados, que no se atreven ni a mirarnos a los ojos. La rabia está en el grito, en las palabras. La gente exige que el gobierno informe, que los medios informen, la gente exige que el gobierno asuma su responsabilidad, y que deje de mentir a un país entero, que a través de internet y los teléfonos móviles va conectandose con el mundo entero. Los medios nacionales ningunean la protesta y dejan claro de qué lado están. La gente alza sus móviles para que los que escuchan al otro lado perciban el ambiente que hay en Madrid. Más de un millón de personas bajan hacia Atocha por la calle del Prado y por la calle Atocha. Y circula otro papel: a las dos en punto cinco minutos de silencio. Pásalo.

Todos al suelo. Silencio sepulcral. No hay cámaras. Miles de velas encendidas, y se rompe el silencio con el grito lleno de orgullo: viva Madrid, y todos gritamos, viva, viva Madrid. Aznar escucha, el pueblo está en lucha, y las riadas humanas avanzan hacia el Congreso. En la radio solo se oye música y resúmenes del partido del Real Madrid. Las voces ya cascadas por el paso de las horas, los pies doloridos, y no hay miedo, no hay policía, solo el helicoptero rugiendo encdima de nuestras cabezas, y una sensación de euforia al ver que somos tantos, que somos incontables. ¡¡¡También estuvimos en la manifestación de ayer!!!, decídan algunos cartones a modo de pancarta. Frente al congreso, las lecheras protegiendo el recinto sagrado donde unos cuantos toman las decisiones sin preguntar. La gente vuelve a gritar, dijimos no a la guerra, dijimos no a la guerra, vuestra guerra, nuestros muertos, un pozo de petróleo por un pozo de sangre, em"bush"teros, tve= nodo, urdaci es un nazi, queremos la verdad.

Pasamos el congreso, llegamos a la Gran Vía, seguimos por Hortaleza. La gente sale de los bares, los pubs y las discotecas. Unos se unen, otros provocan preguntando qué pasa y por qué tomamos las calles, y Madrid avanza imparable bajo la atenta mirada del helicóptero. Los porteros de las discotecas desde las que sale música evasiva y alegre nos miran alucinados, tratando de proteger los imperios del alcohol y la música entretenida. Llegamos a la sede del PP de nuevo, y la gente, pese al cansancio, sigue aullando. Cuatro, cinco de la mañana, y la gente grita hoy protestamos, mañana os cesamos, a la hora de votar se tiene que notar, asesinos, mentirosos.

Agotada regreso a casa. En Sol hay cientos de velas encendidas, y decenas de ramos de flores y carteles, cartas, gritos de papel donde la gente demuestra su solidaridad y su cariño. La gente se arodilla, enciende más velas, y todo está en silencio. Siguen las pancartas
colgando de todos los rincones de la Puerta del Sol; los servicios de limpieza esta vez respetan el dolor de una ciudad entera que llora a sus muertos. Banderas de todas partes del mundo, y escritos en árabe, no al terrorismo, PP responde, mensajes de las familias de los fallecidos, basta de horror, queremos la verdad, televisión manipulación, y cuatro mendigos apoyados contra la pared, rodeados de velas, en silencio. El pueblo llora, el gobierno miente. Lucía no te olvidaremos nunca. Papá te quiero. Esta no es nuestra guerra. Agotada, no puedo ni moverme de allí. Porque si la gente expresaba la rabia ante la mentira en la calle Génova, allí se concentra el dolor, el silencio, velas encendidas y flores congeladas del frío que hace.

Esto es lo que sucedió en Madrid la víspera de las elecciones. Y si en los medios no se quiso recoger esta toma de las calles por parte del pueblo madrileño, por lo menos que se difunda por la Red lo que pretende ser acallado y ocultado. Porque algo ha cambiado desde anoche: ya no tenemos miedo. Ni en Madrid, ni en el resto de las ciudades, ni los pueblos.Y no necesitamos partidos políticos que organicen manifestaciones: ya sabemos que internet y los móviles cuentan lo que no cuentan los medios oficiales, y ya sabemos que tenemos una herramienta de comunicación, la del boca a boca, para expresarnos. Se nos han negado los derechos fundamentales que reconoce nuestra Constitución, y el pueblo ha pagado caro la incursión de su gobierno en una guerra por petróleo. Un pueblo que nunca ha tenido problemas con el mundo árabe, un pueblo que se indigna ante la mentira y los insultos del candidato a la presidencia de España. Madrid demostró que está llena de gente de todas las nacionalidades, edades y condiciones sociales que son sensibles, y fue anoche la verdadera democracia, la de la soberanía del pueblo, en la que la gente se expresaba libremente. Pasaló.

Koral Herrera

¡¡Pásalo!!

Fecha: 2004-03-24
Categorías: 
Etiquetas: 

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gnudista.blogalia.com//trackbacks/16989

Comentarios

1
De: Manifiesto de Gran Vía Fecha: 2004-03-24 17:37

Hechos:

1. El jueves, 11-M, cuando el número oficial de muertos por el atentado aún no llegaba a los 45, el director de informativos de la SER, Daniel Anido, instó a dos redactores a que "privilegiaran" la tesis de que la autoría del atentado era "confusa".

Cuando uno de ellos le replicó que parecía evidente que era ETA, porque el propio lendakari había salido a las nueve y media ante los medios a cargarle los muertos a la banda, Anido responde en los siguientes términos: "Si es ETA, el PP arrasa. Si es Al Qaeda, podemos ganar las elecciones. De modo que la autoría, desde ahora, es confusa".

2. Todas las "exclusivas" que ha difundido la SER han llegado "desde arriba" y con instrucciones precisas en cada momento de cómo y cuántas veces repetirlas, o, en palabras de Carlos Llamas, "machacar con el tema hasta que machaquemos al PP". La redacción de la cadena SER no ha tenido parte alguna en la consecución de las famosas "exclusivas".

El brillante equipo de investigación era sólo uno, Antonio García Ferreras, permanentemente comunicado telefónicamente con dos personas: el ex secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera, y el dirigente del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. Según se comentaba en la redacción, Vera pasaba información, Rubalcaba la transformaba en munición contra el gobierno y Ferreras pasaba recado a Daniel Anido.

3. La historia del "terrorista suicida" nunca tuvo el menor fundamento. Muchos redactores de la SER conocíamos su procedencia y su intención: decantar definitivamente la balanza de la autoría hacia Al Qaeda y sembrar la duda sobre toda la información oficial que procedía del gobierno.

Un periodista de la SER se quejó a Daniel Anido de que se divulgara una información cuya fuente nadie conocía (salvo Antonio García Ferreras) y que carecía del mínimo contraste. La respuesta de Anido fue: "Hay que apretar porque se nos acaba el tiempo (en referencia a las elecciones del domingo), así que los deontólogos y los acojonados ya os podeis ir a casa".
Cuando el periodista sugirió hacer alguna llamada a sus propias fuentes para contrastar la noticia, Anido le mandó, textualmente, a "tomar por culo".

4. Una vez que la SER empezó a difundir la "noticia" del terrorista suicida, el Instituto Anatómico Forense llamó a la redacción para pedir, primero, y exigir, después, que dejáramos de decir falsedades. Se le garantizó a la persona que llamaba que la información era correcta, a lo que ésta replicó que era un "completo embuste" y pidió que le dieran el nombre de un solo forense que acreditara la información.

La respuesta de la dirección de Informativos de la SER fue preguntarle a qué venía tanto empeño en defender al gobierno, para colgarle el teléfono a renglón seguido.

5. El malestar del equipo de investigación de la redacción de la SER aumentó aún más cuando se decidió "informar" el sábado de que el CNI había sostenido desde el principio la autoría de Al Qaeda.

Por dos fuentes distintas, un redactor de la SER había confirmado que el CNI, como la policía, se había movido durante la mañana del jueves en la convicción de que era ETA, y sólo al aparecer la cinta con los versos del Corán empezó a corregirse el tiro. Aún el viernes por la mañana, la impresión de las fuentes de la SER en el CNI apuntaban prioritariamente a ETA.

Pese a saber todo esto, el director de Informativos, Daniel Anido, ordena que se vaya "a saco con lo del CNI", porque sólo queda un día y hay que "joder del todo a Rajoy", afirmación que hace imprudentemente en presencia de un técnico de sonido que se atreve a murmurar "viva el periodismo independiente", a lo que Anido responde que, en este caso, "el fin sí justifica los medios".

6. Cuando empezamos a difundir la "noticia" de que el CNI sabía desde el principio que era Al Qaeda, el propio director del Centro, Jorge Dezcallar, se pone en contacto con Antonio García Ferreras para pedirle explicaciones. La conversación fue, al parecer, bastante tensa.

Dezcallar exige una rectificación y Ferreras le advierte de que "no intente montar un numerito contra la SER" porque entonces "te vamos a machacar en antena". Dezcallar opta por hacer un desmentido a la SER en declaraciones a la Agencia Efe, pese a lo cual la SER sigue sosteniendo a sabiendas la falsa información sobre el CNI y sus iniciales sospechas.

7. Ya en la mañana del sábado, Daniel Anido comenta que, por la tarde, "le van a pitar los oídos al cabrón de Aznar". Añade que "se va a montar una buena en Génova". A media tarde, cuando comienza la concentración ante la sede del PP, Anido da la consigna de que se hable siempre de "concentraciones espontáneas" y que se vaya reforzando la cobertura del acto a medida que avance la tarde, para justificar que se levante Carrusel Deportivo y se emita un especial informativo que, en realidad, empezó a prepararse por la mañana, cuando se fue avisando a los tertulianos más beligerantes de Hora 25 para que estuvieran en Gran Vía 32 a las nueve y media.

"Toda la artillería", en palabras de Anido y Ferreras. "Hay que sacar a la calle a media España para ponerle la soga a la estatua de Aznar y derribarla" (en referencia a la imagen del derribo de la estatua de Sadam Husein en Bagdad). Mientras Anido veía las imágenes de CNN+ desde Génova, con los antidisturbios desplegados, llegó a decir: "Si tenemos la suerte de que éstos intenten disolver la manifestación cargando, ¡ganamos la guerra!". El resto, es bien conocido.

POSDATA
La credibilidad de quienes trabajamos en la SER ya sufrió bastante cuando "nombramos" sucesor a Angel Acebes. Pero ahora la han terminado de rematar. No existen las fuentes. Sólo existe la intoxicación desde arriba. Funcionamos a base de consigna diaria y "el que se mueva, no sale en la foto".

Algunos redactores estamos hartos de nuestros "Urdacis" particulares, dos talibanes obsesionados por derribar gobiernos que se llaman Ferreras y Anido. No nos gusta que nos utilicen para sus guerras políticas, ni que ataquen a otros medios de comunicación y a otras cadenas de radio a las que Los redactores de base debemos muchos favores. Pero, claro, ni la prensa ni la televisión hablarán nunca de lo que está pasando aquí. Ni Almodóvar, claro. Como dijo el técnico, "viva el periodismo independiente".



2
De: Akin Fecha: 2004-03-24 18:26

Supongo que ambas cosas dependen de la credibilidad que se le de en cada caso.

Yo le doy crédito al de Koral Herrera pero no al de "Manifiesto de Gran Vía"

Vaya usted a saber por qué...



3
De: El GNUdista Fecha: 2004-03-24 20:52

Ya se comenta en Periodista digital que era más falso que un euro de madera, pero en fin, que mal pperder tienen, que mal pperder. X-D



4
De: [QQ] Fecha: 2004-03-24 23:33

¿Quién escribió el Manifiesto ese?



5
De: Manifiesto Fecha: 2004-03-26 00:19

¿Dónde dice el Periodista Digital que sea "más falso que un euro de madera"?

Mas bien dice todo lo contrario: "...Periodista Digital contactó electrónicamente con los autores de dicho documento y, tras reiterar éstos la veracidad de lo que habían escrito bajo el título Informó la SER, publicó el texto. "A nosotros el debate político nos importa poco. Nos alegra que haya ganado Zapatero. Pero nos preocupa el método profesional, la ética, simplemente. No se puede engañar a los oyentes para que acepten como verdad lo que no lo es. Y eso es lo que hemos hecho en los 'informativos' de la Ser.", insisten..."



6
De: Santurtzi Fecha: 2004-03-26 16:37

Yo personalmente no me fio de nada que me llegue via e-mail. ¿Qué la SER empujo a Aznar al precipicio? Pues puede ser, pero el solito se puso en el borde, y la manipulacion que perpetro el PP es un hecho contrastado por toda la prensa mundial, un saludo para todos



7
De: El GNUdista Fecha: 2004-03-26 22:42

Manifiesto, ya dijeron que no era de fiar lo del comunicado via eMail y anónimo y pro-ppepero, pero ¿quien se fía ya de lo que diga el Pp? creanme, creanme, creanme, pues mira, no, no les creo ya ni una.

Pero analiza lo que pasó esa noche (que no lo harás por puro mal pperder), se junta gente, van varios medios a ver que es lo que pasa, la gente acude a las televisiones y encuentra que sale en las extranjeras y en cnn+ (de pago) y en Localia, también en cnn mexico (seguro que son rojos), por lo que me ha contado mi hermano, también en A2 en Francia.

Y de pronto sale el Rajoy diciendo que son ilegales (bueno, de acuerdo) e ilegítimas (¿¿¿???) dándole mucha más publicidad que cualquier otro medio, por lo que se deduce que la culpable de que la cosa fuese tan grande fue de Rajoy X-DDDDDDDDD

Creanme, no había armas de destrucción masiva, no había más que hilillos de plastilina del prestige, el precio de los pisos es por que los españoles son ricos...



8
De: Cano Fecha: 2004-04-09 15:24

Si en algo estimas tu imagen, nunca discutas de politica o de futbol con tu peluquero....

Para que ponerse a pensar en quien es culpable o quien no, si en este pais la politica es un cachondeo llevado por dos partidos politicos y una inmensa minoria no se decide.



9
De: Joan Antoni Estades de Moncaira i Bisbal Fecha: 2004-04-27 03:34

El relevo de Jorge Dezcallar de Mazarredo al frente de los servicios secretos del Estado como el de Fernando Cardenal al frente de la Fiscalía General me huele a puro y lógico revanchismo politico del ganador de turno.Pongo muy en duda el acierto profesional de tal relevo de cuya intencionalidad ideológica se ve demasiado el plumero.



10
De: jose luis Fecha: 2004-04-27 21:53

El manifiesto en cuestion, coincide con el comportamiento del grupo prisa en los ultimos 20 años, todo por la pasta, el rodriguez no es mas que un titere del polanco, nos espera monopolio de tv, monopolio de radio y bueno pues vete pensando que todo lo que da pasta lo controlara el polanco, o a quien el represente, por que segun que comportamientos, por ejemplo de Rodriguo Rato, son muy raros, han hecho lo mismo, lo que ha ocurrio es sencillamente un golpe de estado promovido por los servicios secretos marroquies, franceses y alemanes, pensad que hay gente con muchos intereses y el sr. Aznar simplemente les estorbaba, porque, para bien o para mal, pensaba por si mismo. Dentro de 20 años, la historia pondra a todos en su sitio.

lo del manifiesto es muy facil, que alguien pregunte en el instituto anatomico forense si es cierto que se llamo a la SER...estamos en libertad, hasta para engañar, pero por tu libertad que no te enganchen.



11
De: Akin Fecha: 2004-04-27 22:09

José Luis, eso podría ser cierto, pero quien acusa prueba. Si tienes la más mínima prueba de que esto es un golpe de estado de esos servicios secretos hazla pública o ve a un juzgado.

De lo contrario me temo que no puedo otorgarte la más mínima credibilidad y te pongo en el saco de los que no saben perder y buscan una teoría conspiranoica para justificar que los españoles hayamos decidido largar a Aznar de su poltrona.

Lo dicho, pruebas concretas.



12
De: Me duele el Padel. Fecha: 2004-04-27 22:56

Escrito aquí por "Manifiesto" a colación del regreso de las tropas desde Irak (Fecha: 2004-03-25 23:24):

"¿Cumplirá su promesa ZP?

Se admiten apuestas."

---

Pues tío, además de mal pperdedor eres mal appostador.
xDDDDD



13
De: Robertino Fecha: 2004-05-26 14:43

El primero de junio de 2004 parece que en Madrid va estrenarse una pelicula dirigida por Javier Cardenas (el de Cronicas Marcianas de Tele Cinco) titulada "Freakis Buscan Incordiar) en la que participan actores profesionales como Saturnino García,Nuria Abadia o Santiago Ituralde o un apellido parecido.Por supuesto que saldran freakis como la Pantoja de Puerto Rico o la Carmen de Mairena;el Pozi,Jomar,Joan Antoni "El Mallorquin",Paco Porras.
Un gran pelicula cultural española.Obviamente mi opinión personal y creo que por supuesto la de su director y la de algun freaki que no es tan freaki (o sea tan subnormal como lo quieren hacer pasar) es que de cultura narices.Y si esta es la cultura de España.Apagamos y vamonos.
Pero que será divertida y curiosa desde luego.Yo pienso ir a verla.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 52.91.185.49 (6731146db8)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional