El gNudista La Libertad sigue siendo la idea más radical de todas

menu

En esta historia voy a hablar de una serie de dibujos animados japoneses para niñas y no, no voy a hacer lo que hacen una gran mayoría, esto es, ponerlos a parir.

La serie se llama Sakura, cazadora de cartas, de Clamp, un grupo de chicas dedicadas a esto de los manga y los anime y la cosita, más bien el culebrón, trata de una niña (de unos 10 años) y sus amigas y amigos que deben salvar la ciudad de unas cartas mágicas. El guión está terminado desde el primer capítulo, lo que hace que sea sólido y el personaje central tiene personalidad propia.

¿Y que tiene de especial? pues que es políticamente incorrecta, la amiga de Sakura, Tomoyo, tiene una relación casi lésbica por la protagonista, Shyaoran Lee, otro cazador de cartas (y también de unos 10 años), estaba perdidamente enamorado del novio del hermano de Sakura (si, has leido bien), aunque al final se termina colando por la protagonista. Y todo esto tratado con absoluta inocencia y naturalidad, como corresponde a una serie infantil, lo que hace que mi hija sepa, sin traumas ni prejuicios, que en el amor existen alternativas a la clásica relación heterosexual.