Mujeres

Son dos las astronautas que han muerto en la tragedia del Columbia y una en la tragedia del Challenger, entonces una mujer astronauta era una cosa anecdótica, ahora, aunque el porcentaje es muy bajo, ya ha dejado de ser curisidad para ser técnicos preparadas que viajan al espacio.

Esta tarde, entre el frio y que la niña está aun recuperándose de una mala gripe, me la he pasado repasando y reparando una máquina de coser Singer que, según el número de serie, fue fabricada entre 1892 y 1893. Gracias a internet he logrado las instrucciones y por fin funciona de nuevo.

Dicha máquina se la compró la abuela de mi mujer de segunda mano (o tercera, o cuarta...) cuando emigró a Bilbao después de pasar verdadera hambre en su pueblo natal, en Málaga. Eran malos tiempos para las mujeres, sin embargo con este invento la cosa empezó a cambiar.

En una conferencia comentaba Félix Ares que los avances tecnológicos son grandes logros para los pobres, los ricos pueden hacerse mucho más ricos con la tecnología, pero a quien beneficia realmente los avances de la ciencia es a los más pobres, y entre los pobres, a las mujeres.

Han sido muchos los factores que han hecho que ahora una mujer pueda ser astronauta, la cultura, la educación, los anticonceptivos, la tecnología y entre ellos una modesta máquina de más de 100 años que, debido a su solidez, sigue funcionando. Comentarios: 0

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gnudista.blogalia.com//trackbacks/5206

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.50.146 (d8078f4b56)
Comentario