¿Cuál es peor?

Cuando sucede una catástrofe, un terremoto, una inundación, un incendio, todo el mundo ve con horror los muertos, los huérfanos, las familias rotas y la gente que ha perdido todo el esfuerzo de una vida en unos pocos minutos.

Una navidad de 1884 un terremoto de 20 segundos en Granada se llevó por delante la vida de 800 personas y dejó sin hogar a casi 20.000 más y encima se unió, para su desgracia, una ola de frío que agravó aun más la situación. Otra navidad, la de 2004, un terrible terremoto, quizá el mayor registrado por el ser humano, se llevó por delante la vida de casi 230.000 personas y el número de afectados es abrumador.

Si a uno le preguntan en cual quisiera morir, la respuesta lógica es que en ninguno de los dos ¡que pregunta más tonta! O que víctimas merecen más respeto o protección y la respuesta más evidente es todas.

Ahora bien, dejado claro que a nadie le gustaría vivir una situación así y que nadie la padezca, si le preguntamos a cualquier persona cual ha sido peor, creo que no hay duda, el de Indonesia fue muchísimo más brutal, eso no significa que se menosprecie a las victimas de uno respecto a las de otro, eso queda clara para cualquier persona sensata.

Imaginemos a un orador hablando sobre la desgracia que ocurrió en Indonesia y una persona mal encarada, mal educada y de malos modos le soltase "¿y el terremoto de Granada que, no respetas a los muertos que hubo?" El orador se quedaría blanco, sin saber que decir ante tamaña estupidez, pero esa persona juega a que si contesta que eso fue “suave” el otro le va a decir noseque de que no respeta la memoria de los muertos, que ya se le veía que era rojo de mierda, estalinista, liberticida y alguna gilipollez más y que si no condena todos y cada uno de los terremotos, incendios e inundaciones no está habilitado para hablar sobre el tema, además según ese personajillo, tan malo fue el terremoto de Granada como el de Indonesia.

Uno pensaría que o bien está loco –lo que sería perdonable- o bien es un hijo de la gran puta, un rastrero y miserable cerdo que ve en la desgracia ajena una forma de conseguir poder y dinero.

También queda una triste tercera opción, simplemente es un descerebrado que ha oído esos “argumentos” machaconamente en la emisora de radio de una secta destructiva y simplemente los repite una y otra vez sólo para joder a los que no son de su equipo por que en el fondo es un simple hoolligan. Comentarios: 0

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gnudista.blogalia.com//trackbacks/54516

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.248.219 (58334689d7)
Comentario