Gravedad

Cuando un ve en la tele o en interné que los americanos están desquiciados con eso de la evolución, que sus candidatos a ser jefes de un gigantesco ejercito dotado del mayor arsenal nuclear del planeta van y sueltan que el hecho evolutivo no es real para acomodar la naturaleza con las fábulas de un libro de pastores de cabras de hace unos miles de años y de esa forma ganar los votos del electorado más subnormal del país, pero que son una inmensa mayoría, uno no deja de sentir un escalofrío.

Lo que realmente da miedo es que esos mismos candidatos a líderes del mundo libre (cof, cof, cof) se crean semejantes patrañas con todo lo que eso significa.

Y digo yo, ¿por que no se meten con la gravedad? esta impide que su profeta ascienda a los cielos por sus propios medios, que su madre le acompañe, que otros personajes ficticios de esos pastores de cabras, los ángeles, puedan volar.

Seguramente, todo es cuestión de buscarlos, miles de cuentos que aparecen en esa son contradictorios con la gravedad y sin embargo no vemos a ningún fundamentalista desproticando contra Newton.

La razón es bien simple, la gravedad te atrae igual tengas la inteligencia que tengas, golpea al sabio que se cae de su bicicleta y golpea al cristiano fundamentalista al resbalar en su templo.

Si la ciencia fuese parte fundamental de nuestra cultura y no la estupidez religiosa el hecho evolutivo sería tan claro y cristalino como la gravedad y si un demagogo religioso se metiese con la evolución quedaría (para la sociedad) tan ridículo como si se metiese con la gravedad. Comentarios: 0

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gnudista.blogalia.com//trackbacks/54614

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.203.76 (55d08247b9)
Comentario