El gNudista La Libertad sigue siendo la idea más radical de todas

menu

burkiniQuizá uno no se pueda imaginar a una fundamentalista islámica nadando por que ¿como podría hacerlo tal y como mandan los preceptos de su religión? La solución es el "burkini" un traje de baño de cuerpo entero que tapa, además del cuerpo, las piernas, los brazos y lleva un pañuelo incorporado. En diversas pruebas deportivas hemos visto atletas musulmanas con un atuendo deportivo parecido.

Como nudistas quizá lo veamos tremendamente raro y retrógrado, pero es su elección y mucho más libre de lo que muchos piensan. Nosotros mismos, una tarde de verano en la playa de la Zurriola (Donostia-San Sebastián), mientras nos bañabamos desnudos algunas musulmanas lo hacían con su burkini sin que ello supusiera problema alguno de convivencia.


Pues bien, en Francia, aquel país que en su día fue modelo de libertades, ser nudista es muy duro, pero tratar de bañarse con burkini en una piscina municipal francesa simplemente queda prohibido por custiones de "higiene" las mismas "cuestiones" que usan contra los nudistas por no llevar ropa.

Una mujer musulmana francesa de 35 años que se ha identificado sólo como Carole se compró un burkini "que me permitiría el placer de darme un baño si mostrar demasiado de mi misma, tal y como recomienda el Islam" y decidió ir a darse un chapuzón a una piscina de los suburbios de París, concretamente a la de Emerainville, cual fue su desagradable sorpresa cuando los funcionarios de dicha piscina le impidieron el paso.

"Para mi esto es un caso claro de segregación" comentó Carole.

El gobierno del conservador Sarkozy, en un arranque de "respeto" por la libertad religiosa, ideológica y los Derechos Humanos ha prohibido recientemente el uso del burka y atuendos musulmanes similares en Francia, destilando claramente una fuerte peste a racismo.

La patética escusa del funcionario fue la siguiente: "Estas prendas se usan en público, por lo que pueden contener moléculas, virus, etc, que van en el agua y puede transmitirse a otros bañistas. Le hemos recordado a esta mujer mujer que no se debe bañar vestida así, al igual que le decimos a un nudista que no se puede bañar sin vestir".

Quizá los musulmanes se encuentren diametralmente opuestos a nosotros, los nudistas, pero el pisoteo de sus libertades es también el pisoteo de las nuestras y la de todos.