Blasfemia, censura e hipocresía

Reproduzco esta entrada del blog de Rebeca Ruíz:

Ése es el único adjetivo que se me ocurre para definir a Twibbon, cuyos creadores se definen a sí mismos como a team who are passionate about the immediate and viral power of Twitter, and who believe that there has never been a better time for small groups of talented individuals to affect global change using the web.

[Pulsa el enlace para ver la noticia original]

Actualización: a pesar de que he sustituido el Mahoma-bomba por un Papa-bomba, Twibbon ha eliminado mi causa igualmente. Se va confirmando: como decía Cipolla, la estupidez no entiende de religiones ni grupos sociales.

Es una pena que no pueda abrir los comentarios mientras el hijo de puta siga vivo, así que dichos comentarios en la página original.

Vivimos malos tiempos para los Derechos Humanos, unos fundamentalistas quieren matar al caricaturista de mahoma, Irlanda prohibe la crítica a personajes imaginarios mediante la figura de la blasfemia, intento de atentado en un avión, la derechona está que se sale, Berlusconi quiere prohibirlo todo, etc, etc, etc...

Comentarios: 0

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gnudista.blogalia.com//trackbacks/65541

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.91.30 (706ba38eeb)
Comentario